Cuidados basicos para una destructora de papel

Las destructoras de papel son máquinas que están presentes en la mayoría de oficinas para el reciclaje de los documentos antiguos y así lograr reciclar el papel. Sin embargo, a la hora de comprar destructoras, puedes hacerlo online para que consigas los mejores precios del mercado.

No obstante, una vez que ya las tengas en tu empresa, debes asegurarte de darles algunos cuidados a estas máquinas para incrementar su durabilidad. Es por este motivo que te he preparado este post para que conozcas más sobre los cuidados que debes darles a tus máquinas.

Cuidados básicos para una destructora de papel

Para que puedas conseguir el máximo rendimiento posible, debes asegurarte de tener algunos cuidados que resultarán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están los siguientes:

No excedas la capacidad

Es vital fijarte la capacidad que tienen las máquinas para que puedas conseguir un gran rendimiento. Por lo general, estas máquinas tienen una capacidad para destruir entre 5 y 10 hojas dependiendo de la potencia del cabezal de la máquina.

Sin embargo, será básico que no excedas la capacidad que tenga la máquina, en especial porque podrías causar atascos en el cabezal. Incluso también podrás romper el cabezal por completo, garantizando que así podrás tener muchos inconvenientes.

No uses limpiadores en aerosol

Debes asegurarte de mantener la máquina completamente limpia para evitar cualquier tipo de inconveniente. El polvo puede hacer que el cabezal se rompa, lo que disminuirá drásticamente la vida útil de la máquina destructora.

Para la limpieza se recomienda utilizar un paño seco para evitar que la humedad pueda romper el cabezal. Es vital evitar los limpiadores en spray porque estos podrían arrojar partículas de humedad al cabezal, lo que podría causar una oxidación en el mismo y reducir drásticamente su vida útil.

Lubrica bien el cabezal

El cabezal de corte debe estar bien lubricado para que este no se vaya a desgastar por la fricción que se produce mientras está funcionando. Por este motivo, será fundamental hacer la lubricación del cabezal con el aceite recomendado por el fabricante de la máquina y así conservar su funcionalidad.

En el caso de que el uso no sea tan intensivo, se aconseja que la lubricación se realice 1 vez al mes para mantener un buen rendimiento. Pero, en caso de que la máquina tenga un uso intensivo lo mejor será lubricarla cada 15 días para que puedas conseguir el máximo rendimiento posible.