Como puedes cuidar los frenos

En un coche los frenos son vitales, y deben estar en perfecto estado para que puedan detener tu vehículo sin ningún tipo de inconveniente. Si quieres encontrar los mejores repuestos para tu vehículo lo mejor es optar por los desguaces de todoterrenos, porque allí encontrarás los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, la durabilidad del sistema de frenos dependerá en gran medida de los cuidados que le des al mismo. Por este motivo, en el post del día de hoy hablaremos de los cuidados que deberías darles a tus frenos para evitar que se rompan.

Consejos para el cuidado de los frenos

Cuidar los frenos en un vehículo no es tan difícil como puede parecer, en especial si tienes en consideración algunos aspectos que resultarán fundamentales. Dentro de ellos están:

No desgastes demasiado las pastillas

En cualquier taller mecánico al que lleves a tu coche te recomendarán cambiar las pastillas de freno cuando estas aún tengan un 30% de goma. Esto para que no vaya a producir daños al disco de frenos o al pistón de frenos.

Pero, algunos conductores para ahorrar dinero prefieren apurar un poco las pastillas de freno y así conseguir el máximo ahorro. Si decides hacerlo, debes asegurarte de que la goma no vaya a tener menos de 3mm de grosor, y cuando se alcance este límite debes cambiarlas cuanto antes.

Evita la cristalización

La cristalización de las pastillas de freno es un problema que aparece cuando estas se sobrecalientan demasiado. Esto sucede especialmente en zonas donde existen demasiadas bajadas porque se deben utilizar mucho los frenos lo que causará sobrecalentamiento.

Por este motivo, será indispensable que utilizar el frenado del motor para que no se desgaste más de lo necesario el motor. Si las pastillas están cristalizadas esto causará que se produzcan daños a los discos de freno, lo que hará que los costes serán mucho más elevados en la reparación.

Realiza los mantenimientos periódicos

Los mantenimientos periódicos son vitales para mantener tus frenos en perfecto estado, para que puedas asegurarte de que no estén desgastados. Se recomienda estar realizando el mantenimiento por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para verificar el estado de los frenos.

Recuerda que, el cambio de las pastillas de freno tiene un coste aproximado de 100 a 200 euros dependiendo del modelo de tu coche. Pero, si debes cambiar los discos o el pistón de los frenos, el coste puede incrementarse hasta 800 euros dependiendo de las piezas a cambiar.