Pueblos que tiene que conocer

Las ciudades suelen ser mucho más vivaces que un pueblo; no obstante, algunos de ellos tienen un estilo de vida movido debido al turismo. Son lugares que atrapan la belleza de una postal en cada calle que mire, solo necesita ganas de emprender el viaje, preparar el presupuesto y su coche; entonces, todo estará listo para partir. También, parte emocionante del paseo es su recorrido, por ende, si en el camino ven algo de interés deténgase y disfrútelo.

A dónde ir

La lista de lugares podría ser infinita, por lo que solo se mencionaran algunos de ellos:

Almodóvar del Río: se encuentra ubicado en la campiña cordobesa, su inmenso castillo parece gobernar todo el pueblo desde las alturas, el caserío blanco junto a sus pies parece bordearlo. Sus fachadas antiguas hacen que todo luzca interesante, en la orilla del río se pueden ver los restos del puerto romano, por donde transportaban las ánforas de aceite hasta la capital.

Zuheros: es un pueblo andaluz. Visitar el castillo árabe es una gran experiencia, se encuentra sobre un risco y frente a él se pierde la vista en el campo de olivos. El barrio viejo tiene mucho encanto y no olvide visitar la Cueva de los Murciélagos, un área arqueológica increíble.

Iznájar: es un pueblo pequeño pero muy acogedor, tiene calles estrechas, callejones empinados y varios miradores naturales que le darán gran cantidad de material fotográfico con sus bellos olivos. La iglesia de Santiago y el castillo son los monumentos más grandes que tiene.

Priego de Córdoba: las fachadas de sus casas son adornadas con muchas flores, y abundan las iglesias y palacios que datan del siglo XVIII. Recorra sus calles o plazoletas y compruebe que aún tiene grandes vestigios de la ciudad musulmana, no olvide visitar alguna almazara y disfrutar del proceso de fabricación.

Si lleva un control sobre el mantenimiento de su coches, no tendrá inconvenientes para comenzar el viaje; sin embargo, es posible que por muchos cuidados y atenciones que reciba el automóvil no requiera de un mantenimiento sino un reemplazo del mismo. No mire el hecho de venderlo como algo de poca importancia, es una inversión que le dará grandes satisfacciones y le será útil.

Una manera práctica y sencilla de hacerlo es vender coche en desguace. En este tipo de empresas se ofrecen múltiples servicios que simplifican todo el proceso, inclusive algunos tramitan la baja del vehículo y una vez que el proceso termina se le entrega la documentación.