Las Películas Animadas son un Gran Recurso Educativo

Cuando pensamos en el cine y en las películas, lo primero que se nos viene a la mente es diversión y entretenimiento, pero si lo vemos más a fondo, nos daremos cuenta que por medio del cine podemos adquirir diversos aprendizajes, aprendemos otros idiomas, culturas, entre otras cosas.

En el caso de los más pequeños pasa lo mismo, nuestros hijos pueden aprender a desarrollar nuevas habilidades por medio de las películas infantiles, solo debemos asegurarnos de que vean las películas correctas y que estas sean acordes a su edad y entendimiento.

Todas las películas infantiles dejan una enseñanza, y los chicos al ver cómo se desarrollan diversas situaciones en la gran pantalla, pueden desarrollar y estimular su capacidad de pensar, imaginar y tienden a ser más creativos, estos son algunos de los efectos positivos que pueden dejar las películas infantiles.

Este año el cine trae a la gran pantalla, la película animada Frozen 2, esta hermosa película en su primera entrega nos enseñó, que no existe amor más puro y verdadero que el amor de la familia, en este caso el amor entre hermanas.

En su segunda parte, una vez más, los niños podrán aprender sobre el valor de la familia, la unión y amor, lealtad y también de la amistad.

Sácale el mayor provecho a las Películas Animadas

Con las películas infantiles, puedes aprovechar para compartir tiempo con tus hijos, esta es una actividad que pueden hacer juntos; con ellas el niño puede ampliar su vocabulario.

Los chicos aprenden principalmente por imitación, así que al ver nuevas situaciones en la pantalla, que seguramente no han vivido o experimentado, tendrán la oportunidad de escuchar nuevas palabras y de aprender cuál es su significado.

Y si escuchan una palabra que no entienden o no conocen, para eso estarás tú, para aclararle sus dudas, y si es un niño que ya sabe leer, puedes incentivarlo a buscar la palabra en el diccionario y así descubrir su significado y como se escribe.

Aunque nos parezca poco probable, los niños también pueden sufrir de estrés y de ansiedad, una película animada lo puede ayudar a reducir esos niveles de estrés, a controlar su ansiedad y nervios.

Sería una buena manera de hacerlos salir de su rutina diaria, de sus responsabilidades escolares, trabajos escolares, deberes en casa por ejemplo.

Pueden aprender y practicar otros idiomas; además de hacerlos más inteligentes y promover su creatividad e imaginación.