Una nueva luz en el cine español

Dolor y gloria ​ es una película española escrita y dirigida por el reconocido director Pedro Almodóvar y protagonizada por el conocido actor Antonio Banderas, en compañía de otras grandes estrellas como Asier Etxeandia, Penélope Cruz, Julieta Serrano y Leonardo Sbaraglia.

Además de contar con la colaboración de la cantante en ascenso Rosalia, nos trae un film lleno de la emoción, crudeza y realidad que caracteriza a la vida de un artista en la sociedad española. A continuación, conoce un poco más de la vigésima primera película de este reconocido director.

Una montaña rusa de emociones

Dolor y Gloria nos trae la historia de Salvador Mallo, interpretado por Antonio Banderas, un aclamado director de cine en con su carrera en descenso horas bajas.​ Donde recorreremos su pasado, desde su infancia en el pueblo valenciano de paterna en la década de los años 60.

Iremos conociendo lentamente su relación con sus padres, los primeros amores que le trajo su juventud, en un flujo de emociones que van inundando la historia de Salvador, sus deseos, la fragilidad de la vida de un hombre.

Conoceremos su primer amor adulto ya en Madrid de la década de los 80, el dolor que le ocasiono la perdida y la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y lleno de pasiones, el cómo fue la escritura su único escape para olvidar una emoción inolvidable que se queda grabado en el corazón del artista.

Conoceremos como Salvador descubre el cine como una forma de vida y el vacio que se genera ante la posibilidad de que su vida se agote y no pueda seguir haciendo lo único que lo hace seguir sintiendo vivo: Séptimo arte, el Cine.

Una producción realmente personal por parte de Almodóvar

Pedro Almodóvar confirmaría que el punto principal de inspiración del guión de Dolor y Gloria habría sido su propia vida, creando un film de ficción real que no cae en ser una historia original pero también está muy lejos ser una forma de autobiografía.

La producción del film duro casi mes y medio en locaciones que van desde la capital española, Madrid a la comunidad valenciana durante los meses de agosto y septiembre de 2018, esto relatado por parte de Agustin Almodóvar, productor de la película. Nuevamente se hace presente el compositor Alberto Iglesias en la banda sonora de la película, un aliado recurrente de Almodóvar.