LA HISTORIA DE LA GRAN ARMADA INVENCIBLE

El vencimiento de la Armada Invencible una de las flotas españolas de las cuales el rey Felipe Segundo estaba más orgulloso, fue una de los triunfos más importantes para toda Inglaterra, la derrota se basó más que todo en el gran poder de artillería que posee Inglaterra para ese tiempo el cual supero el poder marítimo de España, fue una feroz batalla en la cual se perdieron una gran cantidad de vidas debido a la codicia de un hombre.

Esta batalla tuvo sitio en lo que conocemos como el canal de la Mancha le cual abarca desde la conocida Cornualles hasta donde finaliza en Gravelinas, el derramamiento de sangre fue sin precedentes, en el año de 1588 en el mes de agosto, la Armada Invencible contaba con alrededor de unos treinta mil hombres listo y preparados para servir el propósito por el cual Felipe Segundo los había reunido tomar Inglaterra de una vez por todas y someterla bajo el poder español.

La humillación que le hizo Inglaterra a España en esa guerra marítima fue sencillamente sin precedentes llevando a los pocos supervivientes a tener que lograr navegar alrededor de ciertas islas con el peligro que los asesinaran, para poder escapar y regresar a España, hundiendo la moral de los españoles y demostrando como sus estrategias de guerra marítimas no eran nada ante el poder artillero de Inglaterra y su gran eficacia, así Isabel Primera conservando su corona y recordándole a Felipe Segundo que nunca podría tener Inglaterra que era lo que tanto deseaba.

 

La estrategia de guerra que tenía la Armada Invencible

El plan que poseía la Armada Invencible para lograr invadir Inglaterra se basaba en el uso de más de ochocientos barcos, los cuales contarían con alrededor de unos cien mil hombres, lo que representaba mucho más de la mitad del cuerpo de milicia, la estrategia definitiva tardo mucho en desarrollarse debido a las contantes discusiones entre Felipe Segundo y sus comandantes,  lo cual jugo un papel primordial en el tiempo de preparación e acción que Inglaterra aprovecho para prepararse y ganarle a España.

La estrategia constaba de tres grandes grupos atacaran desde diferentes frentes las costas de Inglaterra, estos tres grupos se conformaban por el Duque Álvaro de Bazán, Alejandro Farnesio y el almirante nuevo en el puesto de llevar a la Armada Invencible a la victoria el duque Alonso Pérez de Guzmán, el cual era un noble de alto rango sin embargo no tenía conocimiento marítimo lo que llevo todos los esfuerzos de España a la borda.

En resumen, la herida que quedo en España debido a la derrota eminente ante Inglaterra obligo a los poco barcos españoles que quedaban aun funcionales a entender que nunca ganarían y que debían regresar a su hogar, esto fue una gran humillación para Felipe Segundo el cual estaba orgulloso de su gran Armada Invencible junto con la idea de poseer la corona inglesa y volverla parte de su dominio católico.