Conocé las principales tendencias mundiales en muebles de cocina

¿Cuáles son las tendencias en lo que se refiere a muebles de cocina? Te contamos todo sobre lo último en diseño internacional dedicado a los muebles de cocina. ¡Seguí leyendo!

A grandes rasgos, las directrices que regulan la innovación en el mobiliario para la cocina parecen ser las apariencias cada vez más profesionales, la organización superior y el aprovechamiento extremo del espacio.

 

 

A su vez, los muebles tienden a conectarse cada vez más con la sala de estar o living y, por su puesto, comedor. Las líneas predominantes son las industriales.

Veamos todo en detalle. Preparamos una lista sobre qué se viene para el año próximo para que no dejes de estar al día.

Muebles de cocina: 10 tendencias para el año venidero

1. Los espacios super integrados

Los arquitectos y diseñadores de casas modernas apuestan por espacios abiertos, amplios y conectados entre sí. De este modo, encontramos cocinas, salas de estar y comedores sin delimitaciones rígidas.

Veremos cómo cada vez más la cocina se integra a la vida cotidiana en cualquier momento y, especialmente, a la sala de estar, sin barreras. ¡La funcionalidad, por encima de todo!

 

2. Los estantes y los espacios de guardado, visibles

El principio de una cocina más “abierta” alcanza también al diseño del mobiliario. Así nos encontramos con los espacios de guardado de vajilla, alimentos, especias y demás elementos de la cocina visibles.

Esto, en sintonía con las cocinas industriales de las ciudades más cosmopolitas, donde no hay nada que ocultar. Al contrario, todo se convierte en objeto de decoración.

 

3. Azulejos decorativos

Atención con las paredes: los revestimientos cobran un gran papel decorativo, donde encontramos combinaciones de papeles, texturas, maderas y, sobre todo, azulejos antiguos que se integran a la apariencia vanguardista.

También esta idea de las paredes coloridas se traslada al revestimiento de algunos muebles. Se destaca el estilo de azulejos españoles y portugueses, especialmente en tonalidades azules, combinados entre sí, con piezas de diversos autores y regiones.

 

 

También se incorporan planchas de vinilo que simulan delicadas piezas de azulejos. El punto a favor de esta tendencia es que, además de resultar totalmente realistas e higiénicas, estas placas se pueden renovar si nos aburrimos.

 

4. Mesadas mejoradas

El 2018 ya nos trajo novedades técnicas y decorativas en lo que respecta a las mesadas, y llegaron para quedarse.

Se trata de nuevas superficies con alto rendimiento y tecnologías vanguardistas. Las hay, por ejemplo, autolimpiables y con tratamientos antibacterianos. En general, se apuesta por la nanotecnología y las piedras tradicionales, como el cuarzo y el mármol, pero con sus propiedades mejoradas.

 

5. Colores regidos por tonos neutros

La cuestión cromática en la cocina que viene es bastante clara. Los expertos apuestan por paletas neutras, donde se destacan el blanco, el gris claro y los tonos crema.

Este cromatismo se extiende a pintura, mobiliario, pisos, pero también tiende a incorporar detalles coloridos en tonos intensos, como el celeste o cian y el rojo.

 

6. Atmósfera industrial

La campana extractora gana cada vez más visibilidad. Este elemento básico de la cocina toma peso decorativo. En general, predomina el acero y el aluminio, para obtener espacios de limpieza simple y apariencia higiénica e industrial.

Lo mismo, por ejemplo, con los electrodomésticos y la iluminación y lámparas en particular.

 

7. Impronta eco-chic

Además de materiales y de sistemas cada vez más ecológicos, dirigidos a reducir las emisiones de gases contaminantes y el consumo energético, como así también a crear ambientes domésticos más saludables, nos encontramos con electrodomésticos cada vez más tecnológicos.

 

La directriz es crear espacios respetuosos con el medio ambiente. Asimismo, veremos detalles verdes, incluidos huertos pequeños o plantas aromáticas y especias naturales.

 

8. Isla o barra de bar

Dentro del concepto unificador de los ambientes, detectamos una constante: la presencia de una isla o barra tipo bar con banquetas altas. Esto permite mayor funcionalidad y circulación por el espacio, donde los niños pueden hacer la tarea, la familia puede desayunar o se puede hacer compañía a quien cocina, etc.

Es decir, las cocinas ya no funcionan como espacio de preparación de la comida, sino que se convierten en ambientes sociales, protagonistas de nuestras casas modernas.

 

9. Lámparas colgantes

En estas cocinas que vienen no queda nada librado al azar, al contrario, cada elemento cumple una función utilitaria y decorativa. Y por supuesto, la iluminación también.

Las lámparas colgantes, en este sentido, son un must, podríamos decir. Deben elegirse cuidadosamente de modo que combinen con la totalidad del espacio, pero entre las más populares, están las grandes lámparas industriales color metal o blancas.

 

10. Muebles de cocina mejorados por la tecnología

En 2018 acabó de despegar definitivamente la tecnología relacionada con la internet de las cosas de la que tanto se ha venido hablando para su aplicación en los hogares.

Ahora somos testigos de una ola de electrodomésticos con nuevas prestaciones y muebles con lo último en tecnología para una cocina cada vez más inteligente y conectada. No solo hablamos de los sistemas de domótica, también electrodomésticos y muebles inteligentes.

En esta dirección, el mobiliario está, como dijimos en el primer punto, pensado para lograr una mayor conectividad, ya no solo física, sino también virtual.

 

Recapitulación: los highlines en diseño de interiores y muebles de cocina

En resumen, podemos decir que los highlines del diseño de cocinas y su mobiliario está determinado por ambientes amplios que colonizan el resto de la casa, espacios de guardado a la vista, paredes con revestimientos reinventados, nuevas mesadas, detalles eco chic (infaltables), lámparas industriales y, en resumen, mejoras que tienden a dar una impronta más higiénica.