CÓMO SERÁN LOS PULSÓMETROS DEL FUTURO

En un entorno en el que cada semana aparecen nuevos modelos de pulsómetros y pulseras de actividad en el mercado, siempre viene bien dar un pequeño vistazo a cuáles pueden ser las próximas tendencias en este sector.

Desde la web Pulsómetro Sin Banda nos dan algunas pistas de las tendencias que vendrán en el futuro.

Siempre es difícil hacer este tipo de proyecciones, puesto que las modas y tendencias cambian muy rápido y es posible que en unos meses estemos hablando de alguna nueva tecnología de la que ahora mismo no tenemos siquiera conocimiento.

Sin embargo, nos vamos a arriesgar en este artículo y vamos a lanzar algunas pinceladas de hacia dónde puede ir el mercado en los próximos años.

Música

Si bien es una funcionalidad que algunas marcas ya tienen incorporada a sus modelos, todavía no es algo extendido a todos los relojes del mercado.

En unos años será una funcionalidad básica, que ofrecerá no sólo la posibilidad de escuchar la música almacenada en el propio dispositivo, sino que será capaz de conectarse a Internet desde cualquier lugar y reproducir música online.

Pago

Tímidamente empiezan a aparecer algunos modelos que ofrecen la posibilidad de pagar mediante el propio reloj, usando la tecnología NFC, la misma que ya se lleva usando desde hace bastante tiempo en los móviles.

Puesto que ya es una tecnología plenamente aceptada por el usuario, es sólo cuestión de tiempo que se incorpore a todos los modelos de pulsómetros.

Su utilidad es incuestionable, puesto que es muy habitual salir a entrenar sin dinero ni documentación y siempre viene bien poder hacer cualquier pago mediante el reloj.

Por el momento muy pocos bancos han sincronizado sus plataformas de pago con los pulsómetros deportivos, pero es seguro que dentro de muy poco tiempo será algo habitual.

Conexión a Internet sin tarjeta SIM

Esta novedosa funcionalidad ha empezado a aparecer en algunos dispositivos Apple Watch. Consiste en la posibilidad de crear una especie de SIM paralela que no es necesario llevar montada en el reloj, mediante la cual creamos una extensión de nuestro móvil en el pulsómetro.

Así, podremos no sólo recibir notificaciones como hasta ahora, sino responderlas, recibir y hacer llamadas o hacer uso de las aplicaciones del móvil sin tener que llevarlo encima ni siquiera tenerlo cerca.

Toda una revolución que no tardará demasiado tiempo en llegar.

Cuidado de la salud

Muy pronto las funcionalidades del pulsómetro girarán hacia el cuidado de la salud, en forma de vigilar nuestras pulsaciones las 24 horas del día, controlar nuestros niveles de estrés, emitir avisos en caso de superar unas pulsaciones límite e incluso realizar automáticamente una llamada de emergencia en caso de llegar a unos límites establecidos por nosotros mismos.