¿Cómo proteger las puertas contra robos?

Los robos son siempre la mayor preocupación de los dueños de una casa. Pero, ¿cuál es la mejor manera de mantener tu casa segura? Probablemente ya has instalado un sistema de alarmas (si no, hazlo pronto) y tal vez ya hayas comprado un perro de guardia para vigilar tu propiedad. Las estadísticas muestran que la mayoría de los ladrones entra en las casas por la puerta del frente o de los fondos. Por ello, mantén siempre las puertas cerradas y seguras.

¿Utilizas la puerta correcta?

  1. Compra la puerta correcta. Si tu puerta es hueca, está dañada o es endeble, necesitas reemplazarla inmediatamente. Puertas huecas se hacen sólo con hojas de madera, pero el interior es hueco o tiene una capa frágil. Todas las puertas exteriores deben ser sólidas y fabricdas con los siguientes materiales: Fibra de vidrio, madera sólida, interior de madera maciza, metal (asegúrate de que sean reforzadas por dentro, porque sino la puerta puede ser tirada y doblada por fuera con un pie de cabra).
  2. Al instalar una puerta nueva, considere el uso de una de fibra de vidrio que abra hacia fuera en lugar de hacia dentro, y no te olvides de usar bisagras resistentes. Puertas que se abren hacia fuera resisten mejor al allanamiento de morada.
  3. Cambia todas las puertas exteriores con ventanas incorporadas por las puertas sin ventanas. Para tu seguridad, todas las puertas deben ser sin ventanas, y debes evitar instalar ventanas muy cercanas a las puertas, ya que el ladrón puede romper el vidrio de la ventana y abrir la puerta por dentro.

Cierra las puertas

Un número significativo de invasiones residenciales sucede porque el ladrón ingresó por una puerta abierta. Incluso el mejor candado del mundo no va a evitar una invasión si no se usa. Cierra todas las puertas exteriores siempre que salgas de casa, aunque salgas sólo por unos minutos.

  1. Instale cerraduras de seguridad. Con excepción de las puertas, todas las puertas exteriores deben tener una cerradura extra, del tipo «palanca», además de la cerradura incorporada en el mango. Utiliza tornillos fuertes para sostener las cerraduras y material de buena calidad.
  2. Instala cerrojos. Agregar una barra más va a ofrecer una seguridad extra para tu hogar. Aunque éstas no puedan ser cerradas por el lado de fuera de la casa, por lo menos pueden disuadir a un posible atacante de tratar de romper la puerta, ya que los cerrojos son más difíciles de destruir si para instalar un cerrojo cuenta con estos cerrajeros en Leganes.
  3. Protege las puertas correderas. La mejor manera de hacerlo es instalando cerraduras con llave en las partes superior e inferior de la puerta. También es posible colocar una barra de metal o madera en la parte interna inferior de la puerta, impidiendo el deslizamiento de la puerta. Además, es una buena idea reforzar el cristal con paneles de policarbonato.

Ojo Mágico

  1. Instala ojos mágicos. Los ojos mágicos permiten que veas quién está del otro lado de la puerta. Instala un ojo mágico con un ángulo amplio y que sea a la altura de tus ojos. Si tienes que abrir tu puerta para ver quién está fuera, ninguna forma de seguridad será suficientes. Emplea un ojo mágico con tapas para evitar que alguien, con el uso de una herramienta, pueda ver el interior de la casa.